Connecting People
Blablabla

Connecting People

Cada día los consumidores nos enfrentamos a una mayor saturación tanto marketiniana (de productos, de gamas, etc.), como publicitaria (medios, micromedios, formatos, mensajes…) y es que cada vez, son más las marcas que quieren hablar con nosotros.  Ante está saturación lo que hacemos es  desconectar, dejamos de prestar atención y cualquier esfuerzo que hagan las marcas por aumentar la frecuencia deja de ser una inversión para ser un gasto.

 

Pero esto no ha de ser un problema para las marcas, sino una oportunidad, una oportunidad para hacer cosas diferentes,  y es que el impacto en la mente del consumidor no es tanto un tema de grandes presupuestos, sino de buenas IDEAS,  ideas que te hagan diferente como marca,  que sean innovadoras, que conecten con tu target, que intenten conocer cómo se comporta, qué hace, y qué necesita, para terminar dándole lo que busca: algo que vivir y que compartir.

 

Se trata de conectar, de dejar de hablar de sí mismos para hablar de cosas que les interesen a sus consumidores, hasta ahora las marcas han hablado de sí mismas y la verdad que cada vez a menos gente le importa lo que cuentan. Busque generarles experiencias, contarles cosas interesantes, divertidas, que puedan compartirlas y sobre todo, que les aporten algo. Es decir, haga cosas diferentes para que la gente no pueda evitar hablar de ello, de otra manera tenga por seguro que le ignorarán.

 

¿Esto significa que debemos dejar de trabajar el Top of Mind? La respuesta está clara: NO, pero debemos evolucionar hacia el llamado Top of Heart, no podemos limitarnos a mandar mensajes, cada vez más, entramos en una era donde lo emocional atrae y lo racional se ignora, y esto se traslada también al punto de venta, cada vez el consumidor tiene menos en cuenta el precio o las promociones, su decisión de que marca compra está más unida a su lazo emocional con ella que a factores como el precio o la promoción.

 

¿Cómo podemos hacerlo?, es fácil,  conozca exactamente con quién tiene que hablar y  escúcheles, esto es más importante a que usted hable. Cuéntele cosas que le interesen, el ruido los alejará, y sobre todo innove en el Cuándo, el Cómo y el Dónde hacerlo,  ya que muchos como usted querrán también hablar con él. En resumen: sorpréndales, encienda la mecha y deje el resto en manos de su target, ellos propagarán su mensaje.

 

Acéptelo, su marca ya no es lo usted dice que es, su marca es lo que ellos dicen que es, y sobre todo recuerde la diferencia entre impactarles y llegarles: LO QUE SE VIVE SE RECUERDA.

Sobre el autor

Fernando Morales